REFLEXIÓN: Innovación

 

Por Antonio Guajardo Ruiz.

 

El significado de innovar se refiere a salirse de lo habitual, brincándose los paradigmas de lo ya establecido e intentando llegar a nuevos conocimientos y nuevas tecnologías. Estas innovaciones son un proceso social e interactivo basada en los procesos de educación y capacitación normales. Desde tiempo atrás la innovación se ha incorporado a la sociedad como un nuevo conocimiento a las actividades productivas, de tal manera que deja una estrecha relación entre los avances tecnológicos y la adaptación de la sociedad al ambiente. Para llevar a cabo un proceso innovador se requieren de muchos factores como son la Investigación y el Desarrollo, pero esto no lo es todo, se requieren de otros elementos culturales los cuales varían dependiendo la región donde se habite. La investigación y el desarrollo van ligados al aprendizaje y la capacidad de adquirir conocimientos, además del nivel de tecnología que se tenga y las políticas industriales y económicas que se tengan. Es por esto que hay una gran diferencia entre los países de altos y bajos recursos, al hablar de innovación, ya que los primeros se desarrollan de manera exponencial y tienen cómo invertir en nuevas estrategias para adquirir nuevos proyectos mientras que los de bajo recursos no tienen sustentos para esto y sólo quieren copiar lo que ya está hecho dejando a un lado la propia innovación.

 

Cuando un país desarrollado tiene la capacidad para invertir en procesos de investigación, realización de experimentos y pruebas de distintos métodos para llegar a crear tecnología innovadora afronta los desafíos del cambio tecnológico y del proceso innovador sin ningún problema. Mientras como en Iberoamérica solo tratan de seguir los pasos de los países desarrollados pero en estos países el sector político, económico y social no evoluciona parejo al nivel que la tecnología y la ciencia lo hacen, es aquí donde surgen problemas relacionados a la tecnología y conocimiento a la hora de innovar. También, los países iberoamericanos tienden a tener un muy bajo nivel en Investigación y Desarrollo debido a que la inversión del sector privado en estos países es muy escasa. La estructura empresarial de estos países, constituida por empresas muy pequeñas de sectores tradicionales, que mayoritariamente utilizan maquinaria importada, afecta de forma destacada a otra de las debilidades de los sistemas de innovación iberoamericanos: la escasez de cooperaciones en los procesos de innovación, especialmente con las universidades y otros centros de producción del conocimiento.

 

En relación a los temas de ciencia, tecnología y sociedad podríamos decir que el pensamiento de los países como Iberoamérica son un tanto positivistas ya que están sometidos a dejar el proceso de descubrimiento para solo llegar a la tecnología innovadora. El positivismo menciona que no hay antecedentes o conocimientos posteriores para llegar a la creación de tecnología, pero este no es el caso ya que se todo proceso innovador recae en la necesidad de tener de conocimiento previos de donde basarte para aplicarla en la nueva tecnología que se está creando. Es por esto que al estar innovando se está mejorando algo que ya existía. Pero siempre tenemos que tomar en cuenta a la ciencia y tecnología para de ahí partir al desarrollo de las nuevas tecnologías innovadoras. La innovación en la tecnología se puede decir que cae un poco dentro de la ciencia posnormal ya que los factores son inciertos, hay valores en disputa, los riesgos son altos y las decisiones urgentes. A la hora de crear algo nuevo es un territorio desconocido y no se sabe a ciencia cierta que pueda pasar por eso siempre hay riesgo aunque la innovación tenga un panorama de algo bueno.

 

Para que exista un poco mas de innovación dentro de los países de Iberoamérica se debería de establecer e investir mas desde raíz que viene siendo la educación que es la base para fomentar en las personas el conocimiento para mejorar las cosas, hacer que piensen mejor teniendo en cuenta como se puede mejorar los avances tecnológicos de su país. Además las empresas de ahí deberían preocuparse e invertir un poco más en la investigación del desarrollo, ser un poco más realistas y no ver tanto por ellas mismas ya que deben de ver por la situación de su país y tratar de ayudar un poco. Del mismo modo, el proceso innovador debe ser apoyado política y económicamente por medio del gobierno y del sector privado para brindar lo necesario para los diferentes proyectos. No espero que sea un proceso rápido pero que de alguna manera vayan poco a poco desarrollándose en temas de ciencia y tecnología con el propósito de innovar y estar en un nivel más competitivo a la par que los países más desarrollados, si unos pueden todos pueden.

 

 

 

REVISTA CTS

VOL. 9 - Nº 27

 

NÚMEROS

ANTERIORES

 

 

REVISTA CTS

también está en:

 

 

 

 

SELECCIÓN 2012:

Edición especial

 
 
 
 

Noticias OEI

Espacio apoyado por la AECID